lunes, 30 de julio de 2007

Un Millón de Años Luz.

No vuelvas
No vuelvas sin razón
No vuelvas
Estaré a un millón de años luz de casa,
Y cuando el mundo enmudece
Y las promesas engañan
Nos revolcamos en el jardín
Por donde nadie pasa…

 

Miles y miles, por no decir millones de veces escuché esa canción con inmensas ganas de tener motivos personales para adorarla como la adoraba. No era masoquismo, es que me encanta escuchar a un ser aparentemente volátil y nada terrenal quejarse a todo lo que da porque lo mandaron por un tubo.
Soy demasiado cínica quizás, pero como disfruto ver sufrir por amor a alguien del tipo dark-side.
Pues bien, mi sueño no se frustró y sucedió que años mas tarde canté esa canción con conocimiento de causa y de tanto gusto que me dio, dejó de tener sentido y fui aun más feliz.
Complicado? No! Es como si cantara aquella alegre canción del buen Chabelo que dice mas o menos lo mismo…
Quítate ya de aquí perro lanudo!!
El caso es que mandar al diablo a ese ser ex-amado es una dulce sensación y mas cuando no se lo esperan.
Cuántas venganzas te pueden satisfacer antes de ya no tener ni ganas de vengarte?
Pero, vayamos por partes, en primer lugar por qué te vengarías de una persona a la cual querías?, Qué caso tendría?, no es mejor la indiferencia?

No!!

Es demasiado lindo saber que aunque sea le arruinaste 5 minutos de su vida a alguien que te arruinó por unos 10 la tuya que es mas valiosa…

Por eso aunque usted no lo crea, la venganza es un platillo que se sirve frío y a mi me encanta el frappé…

El caso es que no todas las personas que nos “hacen algo” merecen la venganza, pero si queremos aprender a practicarla lo primero que hay que hacer es eliminar el temor a recibir el mal karma, porque si usamos la matemática, (+)1 + (-)1 = 0 por lo tanto deuda saldada…En mis inicios, cuando no tenía a quien cantar mi canción favorita, no tenía práctica en esas artes, cuando lo supe, rápidamente saqué todas mis teorías a relucir y las llevé a cabo, era como algo que tenía que vivir para continuar con mi otra vida, la mas normalita…

Pero eso si, solo con palabras, no se necesita la fuerza bruta, es mas duro recibir un golpe al intelecto…Y salir bien librado…He dicho…


4 comentarios:

Zereth dijo...

A una amiga le pasó, no recuerdo quién ni cuando. Lo que sí recuerdo es lo que dijo y el momento escogido para tener el toque vengativo maestro.


Besos

LadoGe dijo...

Y qué dijo?

HAYDEE dijo...

Si lo hice y me vengue por todo el daño sufrido no de 10 minutos sino de 6 años!! jeje, valió la pena? mmh si me lo hubieras preguntado antes no, pero ahora te puedo decir que si valió y mucho, de ahi que mi vida tenga otro camino y nada espinado hasta la fecha. :o)

Pily! dijo...

Dicen que el que pega primero pega dos veces no?

Bueno, pues la que van de cal por las de arena jajaja

Saludos

Pily