lunes, 12 de noviembre de 2007

Gracias.

No se que decir, solamente agradecer tantas y tantas muestras de cariño para con nosotros, yo siempre supe el tipo de madre que tenía, claro que me daba cuenta de que en su día, además de realizar sus labores de cuidado hacia nosotros, dedicaba gran parte de su tiempo a recibir visitas, llamadas, acudir a sus asuntos espirituales, y siempre estuvo dispuesta a ayudar...
El domingo en la madrugada cuando finalmente descansó, no pude dormir, cuando la vi, todavía sentada en su mecedora, solamente le di un beso, abracé a mi papá y hermanos e inmediatamente empezamos a recibir condolencias de sus hermanos que nos acompañaron y dos amigas que estuvieron cantándole en todo momento. Después se la llevaron y todos durmieron, porque tenían que ir a las 4 de la mañana a recibir el cuerpo a la funeraria, yo no, yo sentí la necesidad de escribir y dejar este momento plasmado, quería que todo el mundo supiera la clase de mamá que tengo...
La mamá que tengo, se acercó a Dios si mal no recuerdo por 1980, pero fue tal su conversión que jamás decayó en la fe, tuvo sus momentos en que le decíamos que era fanática, ella siempre comprendió y después se relajó un poco, acorde con los tiempos y nuestras edades, en aquellos entonces éramos unos niños a los cuales podía moldear, empezó su grupo de oración “Nuevo Amanecer”, hay tantas anécdotas con ellos que no terminaría en mucho tiempo...Crecimos al lado de ellos, cada jueves a las 8 de la noche en mi casa había fiesta de oración, nos encantaba que hicieran “convivencia” porque todos llevaban comida y mi mami nos permitía salir a comer cosas ricas, crecimos así, rodeados de gente orando, en las tardes mientras ella estaba ocupada en la iglesia nosotros jugábamos ahí mismo, cerquita de ella, nos metió a cuanto grupo de la iglesia hubo, no nos mandó a clases de ballet, ni música, pero estuvimos en catecismo, perseverancia, grupos juveniles, tantos! Y siempre fuimos los hijos de Hilda...siempre nos saludaba la gente muy cariñosamente...
Cuando llegamos mi hermana, mi bebita y yo a la funeraria, ya había gente ahí, no quisimos verla en su ataúd, había pocas flores, nos instalamos en el cuartito familiar el cual acondicionamos para la bebé con corralito y todos sus juguetes, sería una jornada larga y tenía que acompañar a su abuela que tanto la amaba, se portó muy bien, siempre a la altura y a medida que me saludaba la gente me preguntaban, tu eres la mamá de su nieta Anita (como ella le decía) me daban miles de consejos para que la cuidara y supiera cuánto la quería mi mami, y por supuesto que yo lo sabía, si fue su adoración desde que le avisé a ella antes que nadie que venía en camino...
Poco a poco se fue llenando el lugar, las flores después ya no cabían, eran demasiadas, entre amigos de mis papás que debo confesar que sobrepasaron los límites de mis cálculos, mis amigas de toda la vida no me dejaron, muchas me llamaron por teléfono, las demás acudieron y nunca estuvimos solos, tanto cariño de la gente no se puede comprender sino darse cuenta que ella sembró todo eso...
Pasamos el día con ella, a ratos llorando, a ratos riendo, le llevaron serenata, la misma serenata y su canción “Novia Mía” se ponía tan feliz cuando venían a cantarle sus amigos los guitarreros, que en ese momento me marcaba por teléfono para que yo también escuchara y disfrutara con ella, y cantábamos juntas, novia mía novia míiiiaaa...
Adiós a mi rutina diaria, de llegar del trabajo, bañar a la bebé y enseguida llamarle por teléfono usando el speaker para que su nieta le escuchara, se ponía tan feliz y siempre le decía Anita la mas bonita...En cada llamada nos despedíamos diciendo te quiero mucho mija, te quiero mucho mami...Como la voy a extrañar...
Llegó la noche y nos reúne su querida amiga Ely, nos empieza a decir palabras muy bonitas sobre su amiga, y nos entrega a cada uno y a sus hermanos, una carta, a todos nos dejó una carta, se las dictó a su amiga porque ya no podía escribir, en la mía me encargaba mucho que cuidara a mi angelito y que no olvidara prepararla para su primera comunión, que cuidara mucho mi matrimonio y a mi esposo que estuviéramos siempre unidos en la salud y en la enfermedad y que yo era un gran tesoro para ella...
Me tuve que venir a casa porque hacía mucho frío para la bebé y ya no tenía leche ni alimentos, no quería dejarla sola, se quedaron mis tíos con ella...
Por la mañana de hoy lunes me desperté apurada para irme, pero no alcancé a llegar a la funeraria, nos fuimos a la misa directo mi esposo, mi hija, mi comadre y yo, cuando llegamos me puse a su lado con mi hija en brazos, mi esposo ayudó a encaminarla al altar, cuando recorrimos el pasillo nos hicieron un hermoso arco de flores blancas (como lirios) todos sus amigos y nos cantaban, la recibió su querido Padre Abel, su confesor por al menos 25 años, se tenían un gran cariño mutuo, él le daba los Santos Oleos cada mes porque ella así lo quería desde que enfermó, durante la misa el padre nos dijo que el jueves pasado cuando vino a confesarla y darle los Santos Oleos, él mismo le dijo Hilda, ya no pidas alivio, ya cumpliste, ese mismo jueves cuando hablamos por teléfono ella y yo, me dijo que había ido el padre, yo le pregunté si tan mal se sentía para haberle llamado, me dijo mas o menos, además el padre me dijo que a la hora que le llamara vendría y sentí la necesidad, le dije, mami pero ya te habían dado los de este mes, dime qué pasa?, me dijo que era normal después del tratamiento siempre se sentía mal unos días, le dije que mejor no me iba a México porque no estaría a gusto, me dijo, no! Ve a México y diviértanse mucho, quiero que lleves una vida normal que no te preocupes y que siempre te cuides mucho en cuestiones de salud, le dije ok, llegando de México me voy a verte a ti, me dijo que estaba bien...
A los dos días de estar en México me vine a verla después de recibir la llamada de mi hermana en la que me decía lo que los médicos decían y que ella ya estaba aquí, sin dudarlo nos venimos la bebé y yo cuando llegamos la vimos sentadita en su mecedora (ya no podía permanecer acostada y así pasó la última semana mi chiquita) se le iluminó el rostro pero noté sus ojos medio perdidos, haciendo un gran esfuerzo por lucir bien, la abrazamos le puse a la bebé cerca y la llenó de palabras de amor, me ordenó tomar dinero de su bolsa y llevarla a que le dieran formita a su cabello y que también le llamara a su amiga que le cortaba el pelo a ella para que la pusiera bonita, nunca contestó la amiga y no pudimos hacerlo.
Así fueron pasando los días y la vimos apagarse como una velita, los primeros días platicaba, hasta un chiste nos contó, los últimos 3 días ya no podía y si intentaba hablar no se le entendía, le adivinábamos y nos apretaba la mano cuando atinábamos.
La misa fue preciosa, el padre nos dijo algunas cosas que no sabíamos, recordó que en aquellos años de su acercamiento a la iglesia, él también tenía poco tiempo en esa iglesia y que organizó el diezmo, hizo una lista de las primeras personas que colaboraron con él y en esa lista iba el nombre de Hilda de Mayorquín y comentó que una vez mi mami le dijo, Padre, desde que doy el diezmo no falta comida en mi casa...Hace rato me enteré por una tía que ese padre le daba dinero para pagar los recibos de la casa en el tiempo que mi papá se ausentó, tantas cosas que no sabía! Pero que estoy segura que fueron así...
En fin, terminó la misa y el padre ofreció hacerle novenario de misas e invitó a toda la gente, parecía misa de domingo, la iglesia que es grande, llena de amigos de mi madre y de todos nosotros, recibimos tantos abrazos que hasta se mareó mi papá, también se necesita mucha fuerza para recibir tanto amor para ella!
Nos fuimos al sepelio, nos sentamos, le rezamos el rosario, sus amigos le escribieron una carta muy bonita contando anécdotas, luego su amiga Ely nos dijo, Hilda me encargó que cuando estuviéramos en este momento tomados de la mano sus hijos, esposo y hermanos rezaran un Padre Nuestro a su alrededor, así lo hicimos, en ese momento la vi, no quise hacerlo antes, pero sentí la necesidad de verla por última vez, se veía tan bonita, tan serena, tan en paz, la dejaron muy linda, esa es mi mami, una lindura si yo siempre dije que parecía modelo y no era amor ciego, toda la gente reconocía su belleza tanto interior como exterior.
Cuando bajaron su ataúd la rodeamos con flores, yo tomé el primer puño de tierra y se lo eché encima despidiéndome de ella, le pusimos sus flores favoritas, las margaritas amarillas y cuando ya quedó enterrada no cabían tantas flores de la gente, nos trajimos muchos arreglos para el novenario en casa.
Después nos fuimos a comer y a estar juntos, mas tarde caímos dormidos todos! Totalmente cansados y tranquilos de haberle cumplido a mi mami...
El día de hoy no pude contestar llamadas porque nunca escuché mi teléfono, pero vi las llamadas perdidas y mensajitos de muchas amigas que sé que me querían decir que están conmigo y así lo sentí, mas tarde fuimos a dejar a mi esposo al aeropuerto y al llegar me encontré con un regalo que me mandaron de mi ex oficina, siempre atentos y lindos conmigo.
En verdad no se como agradecer tantas muestras de cariño como escribí anteriormente, es tanta gente la que quiere a mi mami que no los puedo contar, es tanto lo que sembró que nunca terminaremos de cosechar, todo lo dejó arreglado, todo listo, siempre fue fuerte, nunca se quejó, jamás renegó de la voluntad de Dios al mandarle esa enfermedad, fue y es la madre mas cariñosa que nos llenó de detalles siempre, ella nos hizo fuertes e independientes, así nos educó aunque al final le pesó habernos dejado volar porque pensaba que no la necesitábamos, pero siempre necesitaremos sus consejos, regaños y jaladas de oreja, me dejó tantas enseñanzas que no puedo mas que compartirlas cuando se me presente la oportunidad, ojalá yo llegue a ser la mitad de lo buena madre que fue la mía..Ojalá Dios me conceda volver a verla cuando estemos reunidos todos en familia allá en el cielo, ojalá Dios le dé la fortaleza a mi papá para seguir así como ahora, entero y tranquilo de haber hecho hasta lo imposible por ella y consentirla y amarla todos y cada uno de sus días juntos (entre baches que supieron vencer)...

Ojalá mi mami se de cuenta de lo mucho que me hará falta y que siempre será lo mejor que me pasó, cuando la gente me dice, que suerte has tenido de tener una mamá así, ya hubiera querido yo, yo les respondo, si, efectivamente tengo mucha suerte de tener ese ángel en la tierra y ahora en el cielo, se fue directo y sin escalas...Todo esto de escribir no es mas que otro legado de ella, siempre lo hizo y así me enseñó a dejar perdurar los momentos, encontrando sus cartitas sorpresa en cada visita donde me decía lo bien que la había pasado conmigo, por eso es que hoy me desahogo así, como ella lo hubiera hecho y como yo lo sé hacer gracias a ella....
Te amo mami

10 comentarios:

K dijo...

Geor, Gracias a ti, por compartir con nosotros todo ese amor que sientes por tu mami...y todo ese amor que tu mami repartió y seguirá repartiendo.
De verdad que es un ejemplo de vida, de entrega, de lucha.
Y para ti, mis respetos, por tu serenidad y por todo ese cariño.
Te pienso mucho amiga, te mando mi cariño...

CLAUDETTE dijo...

GEOR!

TE SIENTO SERENA, Y SOBRE TODO CONSCIENTE DE QUE YA ERA EL MOMENTO DE PARTIR DE PARTE DE TU MAMI.....LO QUE NARRAS ES HERMOSO PERO LO MAS BELLO ES EL HABER RECIBIDO TANTO CARIÑO Y ENSEÑANZAS DE UN GRAN MUJER.

LUCHEN POR PRESERVAR TODO ESE LEGADO...ESE SERA EL MAYOR TRIBUTO QUE LE PUEDAN RENDIR A TU MAMI

UN ABRAZO Y CARIÑOS

CLAUDETTE

MIRNA Y ARIZBE dijo...

Gracias por compartir con nosotros, tu mami era única como todas nuestras mamis, solo ellas nos hacen sentir bien, y se que con ese ejemplo serás una excelente mami para Ana Carol


Animo y adelante

Zereth dijo...

Geor, jamás podría agradecer la fortuna de haberte conocido, y si antes lo sentía ahora tengo la certeza que tú eres lo que tu mami mostró con su ejemplo, una persona fuerte, entera, sensata y con una capacidad enorme para dar y mostrar su amor en cada uno de sus actos.

Te quiero mucho y te envío toda mi admiración para tu mami.

Exenio dijo...

Ge: "Anudaste" más fuerte mi cogote de por sí aprisionado estos últimos días; tus letras firmes y convencidas ya forman parte de esa hermosa historia de amor que reflejan y que son consecuencia de la pasión que tu mami imprimió en ti.

Recibe otro estrujante abrazo...

Angela dijo...

Georgina...

De verdad te admiro mucho, realmente son muy hermosas todas estas bellas palabras y todos esos momentos que pasaron juntas Tu y tu Mami y que has plasmado en estas lineas para poder compartir con nostros.

Estoy segura que ella siempre estara a tu lado tanto en tus pensamientos como desde el cielo...

Sinceramente te mando todo mi carin~o y un gran abrazo.

Anónimo dijo...

hola mi pequeña imperuta:

que más puedo decir que no te hayan dicho, sólo que en todas tus lineas he podido encontrar todo lo que tu mami sembró en ti, y en los demás, Dios la llenó de mucho amor aqui en la tierra y seguramente le preparó un lugar muy especial allá en el cielo y desde allá cuidará de las personas que amó y la amaron.

te mando un fuerte brazo Geor, de verdad siento mucho lo de tu mami, desde aqui puedes contar con mis oraciones para ella.

cuidate y te mando un abrazote para ti y los tuyos.

El disfraz dijo...

Como descansa el alma cuando es capaz de compartir lo que en el interior piensa.
Hace 10 años pasé por una experiencia que tiene identidad con la tuya; identidad por las interrogantes que emergen después de un suceso como la muerte.
Creo que a pesar de esas llamadas que mencionas ya no harás, siempre habrá un razón diaria que te permite llevar contigo a ese ser tan preciado.

Gracias por compartir un relato tan hermoso.

Pily! dijo...

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece...

Este es uno de mis versículos favoritos y el que me deja ver a tu mami cumpliéndolo al pie de la letra.

Gracias a Dios por tu mami y por el gran ejemplo que nos deja. Gracias a tí por permitirme conocerla a través de tus palabras... Y gracias al cielo por permitirme conocerte a tí también.

Hoy compruebo que tu mami no se ha ido y que esa semilla sembrada resplandece en ti.

Te quiero.

Pily

HAYDEE dijo...

Geor...


Un abrazo.