viernes, 31 de agosto de 2007

El Quinto Poder.


Corría el año de 1994, mes de Septiembre, primeros días de clase de tercer semestre, había una tiendita de rock en una pequeña plaza, donde concurrían todos los que presumían de ser expertos en cuanto a música, rebeldía, y todas esas cosas que uno cree que es lo mejor del mundo…

La verdad era un cuchitril, se llamaba “El Quinto Poder”, entraba mas gente de la que podía estar, pero ahí estábamos viendo camisetas, escuchando la música del momento y viendo gente extraña, puro darketo de rancho.

Pues en una hora libre acudí con los amigos mas fresas que tenía, ella una de mis mejores amigas de toda la vida y él su novio y compañero de clases, al estar fisgoneando sin nada que hacer ahí, vamos! Ni siquiera iba a comprar nada! Me percaté de que se había hecho una rifa de artículos, discos, etc.

Simpáticamente me paré en el mostrador y le dije a la dependiente, vengo a ver si me saqué algo en la rifa (en la cuál no hice nada para participar previamente) para mi sorpresa me dice… ¿Blanca Hernández?...pícaramente le respondo…¡si!?

¡Te ganaste un CD de “Los Prisioneros”!!  

Mi cara de alegría y sorpresa eran evidentes, pregunto si ocupo mostrar alguna identificación y me dice, claro que no!, aquí tienes…

Gracias y adiós, con permisito dijo Monchito

Salí con disco en mano esperando que alguien me detuviera, pero no, nadie lo hizo…

El disco estuvo padre, se convirtió en uno de mis más escuchados, era donde venía aquel éxito “Tren al sur”

Mis amigos no podían creer lo que yo había hecho pero no dejaban de reír…

Fue la última vez que estuve en “El Quinto Poder” mi conciencia no me permitió regresar… Y creo que debido a los buenos manejos de los empleados dejó de existir jajaja…


7 comentarios:

CLAUDETTE dijo...

JAJAJA MI QUERIDA GEOR QUE RISA, BROTO TU PEQUEÑA SINVERGUENZA Y SALIO GANONA.
PUES NO QUEDABA MAS QUE DISFRUTAR =)
COMO BIEN DICES, MALOS MANEJOS DE LOS EMPLEADOS Y TU REGALO FUE PRUEBA DE ELLO ;)

CLAUDETTE

Zereth dijo...

jaja, mala administración probablemente pero que divertido.
En Oaxaca, existe una papelería La Proveedora, donde me permitían leer libros dado mi bajo presupuesto para comprarlos... y hacían rifas., en las que siempre ganaba un librito. Nunca quise averiguar la confiabilidad de los sorteos que hacían.

Exenio dijo...

Que bueno que no has aplicado (o si???), la de salir de los restaurantes sin pagar la cuenta... de acuerdo al relato, ya no regresarías !!!

Los prisioneros... mmm... buena música ¿conservas el CD?

Buen finde...

LadoGe dijo...

Lo conservo dentro de mis mejores recuerdos, con tanta mudanza mis CD's han ido desapareciendo, pero la cajita por ahi anda, y ahora lo tengo en mp3 en la computadora :-)

Nunca me he salido de un restaurant sin pagar, hasta ahorita :-)

Comis, esas rifas mantuvieron tu lectura en casa a flote... :-)

Clau... eso de pequeña sinverguenza lo cambio por gran jajaja...

Angela dijo...

jaja Geor, aqui se aplica ese viejo y conocido dicho "nadie sabe para quien trabaja"

jaj muy inteligente :D

saludos

Pily! dijo...

Te pareces a mi mamá...Luego se saca cada cosa de la manga!!!

Recuerdo un día de navidad yo haciendo fila para comprar pollo rostizado y ella nomás llegó al mostrador dijo quiero ese y salió tan campante como entró... cuando pasó a mi lado cerraron la tienda por que ya no había pollos!

¿suerte de principiantes? jejeje

No lo creo!

Saludos

Pily

HAYDEE dijo...

Jajaj definitivamente no tengo la valentía para hacerlo, pero ah! que suertudota.

Saludos. :o)